La construcción de un vínculo terapéutico seguro en los trastornos de personalidad.

Imparte: Carmen Soria

La construcción de un vínculo terapéutico seguro en los trastornos de personalidad.

Imparte: Carmen Soria

SE ESTIMA QUE 1 DE CADA 10 PACIENTES HAN DESARROLLADO TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD

Al margen de estadísticas y estudios de prevalencia, la realidad en consulta nos dice que las personas que acuden al psicólogo con una historia de problemas que se alarga en su historia vital, tienen algún rasgo o tipo de trastorno de personalidad añadido a diagnósticos del antiguo EJE I.

En las formaciones se habla poco de trastornos de la personalidad o se trabaja desde la concepción de un problema crónico poco menos que intratable. El problema y la persona que lo trae.

Son problemas que se infra diagnostican, el tiempo de comienzo de una terapia adecuada se alarga y la sensación de impotencia, e invalidación de la persona se refuerza (efecto iatrogénico de la intervención).

La propia dinámica del problema complica la relación terapéutica, convirtiéndose el proceso terapéutico habitualmente en un campo de batalla, duro e interminable.

Diagnóstico precoz: mejor pecar de exagerados que de ingenuos

¿ES EL VINCULO TERAPÉUTICO LA CLAVE PARA AYUDAR A LAS PERSONAS CON TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD?

Boris Cyrulnik dice que “toda elección teórica es una confesión autobiográfica”, en mi biografía profesional, sin duda la relación que he establecido con mis pacientes ha sido fundamental en el proceso de terapia.

Es muy posible que tu como yo, hayas aprendido o estés haciéndolo, a base de “hostias”, es decir ensayo y error, como establecer ese vínculo único que ayuda a la persona más allá de la técnica.

En las formaciones generalmente se habla de apego, pero no de vínculo.

VINCULO Y APEGO NO ES LO MISMO

La respuesta a la pregunta, desde mi experiencia clínica es un claro SI. Me explico:

¿ES EL VINCULO TERAPÉUTICO LA CLAVE PARA AYUDAR A LAS PERSONAS CON TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD?

El vínculo es la relación singular y ajustada al problema de la persona, que establecemos a lo largo de un proceso terapéutico. Y es la base para todo cambio.

Las personas somos seres relacionales, de la misma forma que el sufrimiento nace de la interacción, la solución a los problemas también nace en la interacción.

Si utilizamos la metáfora de la receta de cocina, el vínculo se construye a fuego y tiene dos ingredientes principales: el estilo de apego y el funcionamiento concreto del problema. No establecemos el mismo tipo de vínculo con una persona que transita por una depresión, que con una persona que ha desarrollado un trastorno de personalidad. Trabajos con la evidencia científica y también con la evidencia que nos enseña el paciente.

Además de otros muchos ingredientes secundarios.

¿QUÉ ES PERSONALIDAD?

Desde nuestro marco teórico entendemos personalidad como lo que permanece invariable a pesar del contexto y experiencias vividas.

Personalidad como IDENTIDAD, y trastorno de la personalidad como la rigidez de la identidad. Como el mecanismo de defensa que desarrolla la persona, que le aísla dentro de sí mismo y que le impide adaptarse al contexto y momento histórico, y por ello generar cambios.

¿QUE OCURRE SI UNIMOS VINCULO TERAPEUTICO Y TRASTORNOS DE PERSONALIDAD?

Culpar de sus mecanismos de defensa a los propios pacientes es como poco falaz, condenarle a su sufrimiento crónico es cruel.

La identidad y por tanto la visión y forma de afrontar la vida, hace de las experiencias vividas e integradas y de la interacción con el otro.

 

Si creamos un entorno de seguridad en que la persona pueda bajar la defensa y podamos explorar juntos las razones profundas de su malestar, podremos dar oportunidad que la persona desarrolle respuestas diferentes, respuestas que impliquen un cambio sustancial y profundo.

Si conseguimos hacer eso, estaremos creando un vínculo terapéutico sano.

TODOS LOS CURSOS

Suscríbete por 29.90€

¿Te han interesado uno o más de uno de estos cursos?

No tienes por qué elegir, podrás hacer toda la formación a tu rimo y a tu manera. Cada dos meses sacamos un curso nuevo. Cada formación se cierra con la presentación de un caso clínico y una supervisión grupal.

Además, cuentas con soporte vía mail para resolver todas las dudas que te surjan de cada formación.

Quién imparte

Carmen Soria

  • Licenciada en Psicología. Universidad Autónoma de Madrid 1995. Col M – 14.111
  • Psicólogo General Sanitario.
  • Máster en Psicología Clínica y de la Salud. CINTECO 1997.
  • Máster en Psicoterapia de Tiempo Limitado. IEPTL 2008.
  • Terapeuta EMDR.
  • Experta en Trastornos de la Personalidad y Trastornos Psicóticos en adultos y adolescentes.
  • Especialista en Trastornos Disociativos.
  • Profesora Practicum Universidad Complutense de Madrid desde 2010.
  • Profesora del Master de Psicoterapia del IEPTL, 2010-2017.

Programa de formación

Las bases para poder establecer el tipo de vínculo terapéutico que necesite cada persona. Un vínculo concreto y único para cada trastorno de personalidad.

Consta de tres partes:

Necesitamos conocer en profundidad los tipos de trastornos: que los define y cómo funcionan, de lo que nos encargamos en la parte 1.

Parte I. La teoría necesaria.

  • Diagnóstico diferencial Eje I y II.
  •  Descripción y diagnóstico de los Trastornos de Personalidad.
  • Dimensiones funcionales: detectar si el trastorno es de tipo relacional, estructural o emocional.

Necesitamos conocer la biografía de la persona, sus experiencias, referentes básicos, los sucesos que le marcaron, el aprendizaje que tiene sobre la ayuda que espera de los demás y de sí mismo. La relación terapéutica que establezcamos se basará en gran parte en todo ello, será la parte 2.

Parte II. La relación terapéutica.

  • Entender a la persona más allá de la patología.
  • Construcción de un vínculo seguro para el terapeuta. Vínculo seguro para el paciente.
  •  De la relación de poder hacia la relación de cooperación.

Y por último necesitamos conocer cómo evitar las batallas innecesarias, los bucles terapéuticos. En el caso de los trastornos de personalidad, esos loopings son específicos de cada dimensión de la personalidad. La parte 3.

Parte III. La intervención.

  • Looping: cómo evitarlos
  • Trampas y callejones sin salida de cada TP.
  •  Uso del lenguaje del paciente.
  •  Poner el foco en lo importante: EXPECTATIVAS.

Preguntas lógicas (frecuentes)

Puedes apuntarte aquí.

La escuela tiene un coste de 29,90 euros mensuales.

Dentro encontrarás varios cursos de formación que ya hemos realizado. De principio a fin. Además:

  • Cada 15 días un nuevo taller o monográfico. Cada dos meses, un curso nuevo.
  • Grupo para hacer red y comunidad.
  • Soporte vía mail para resolver dudas de las formaciones.
  • Sesiones grupales de presentación de casos clínicos.

Sí, a toda, todita. Aunque te recomendamos consumirla a fuego lento. Recuerda: asociar vs. estar.

Efectivamente, cuando quieras. Sin excusas, ni justificaciones.

Cuando quieras.

No somos una compañía telefónica. No te trataremos de retener ni darte la plasta para que vuelvas.

Porque nos sobra el dinero.

No, es broma, hay despachos que sufragar.

Es económica porque nuestro objetivo es crear un modelo de negocio sostenible, que permita a las personas tener una formación continuada y crecer con nosotros.

Y nosotros con ellas.

Sí, pero con algunos matices. Para recibir la titulación hay dos requerimientos:

  • Aprobar un breve cuestionario para certificar que se ha realizado la formación.
  • Haber permanecido por al menos 6 meses en la academia.

Con esto queremos evitar que alguien pueda darse de alta y consumirlo todo de mala manera con el fin de obtener la certificación.